lunes, septiembre 28, 2020
Inicio Multimedia Podcasts Sofía. Cap. 7. Perdidos en el tiempo

Sofía. Cap. 7. Perdidos en el tiempo

De manera sorprendente, parece haberse olvidado el poderoso atractivo que el corazón del Imperio bizantino tuvo sobre los designios de la vieja Rusia.

Santa Sofía: los agravios históricos en cotización. De manera sorprendente, parece haberse olvidado el poderoso atractivo que el corazón del Imperio bizantino tuvo sobre los designios de la vieja Rusia.

No olvides suscribirte al Canal de Espacio 17 Musas en IVOOX

Sofía. Cap. 7. Perdidos en el tiempo

Santa Sofía reconvertida en mezquita, por primera vez desde 1931. ¿Noticia de verano o escándalo internacional de altos vuelos? Para algunos medios, es un desafío a la cristiandad; pero si es así, resulta curioso que Rusia no haya liderado las protestas.

Para el mundo occidental, católico o protestante, la antigua capital del Imperio bizantino era la cismática capital espiritual de la cristiandad oriental. Es cierto que la fecha de su caída en manos de los otomanos, en 1453, marcó el comienzo de la Edad Moderna para la historia europea. Pero para la cristiandad ortodoxa fue, literalmente, el fin del mundo. En algunas regiones apartadas tardaron décadas en asimilar la noticia.

Si visitáis los monasterios bucovinos de Moldovita, Sucevita o Humor podréis admirar, entre sus célebres frescos en los muros exteriores, uno dedicado a la victoria de los bizantinos contra los otomanos. Los cañones disparan desde las murallas y dispersan a los infames asaltantes. En otro de los frescos que se repiten en esos templos, musulmanes y católicos, por cierto, van al infierno; en filas separadas, pero al averno ambos.

Mucho más al norte en entre los densos bosques rusos que protegían a Moscovia del poder mongol, el monje Filoteo escribía al zar Basilio III, en 1511, que Moscú había devenido la Tercera Roma.  «Dos Romas han caído. La Tercera se sostiene. Y no habrá una cuarta. ¡Nadie reemplazará tu reino de zar cristiano!». Así, el Imperio ruso se vio destinado, desde un principio, a ser el sucesor del bizantino. Los zares ascendían al trono jurando sobre la carta del monje Filoteo, y expulsar a los musulmanes de Constantinopla se convirtió en una obsesión geoestratégica para los rusos. De hecho, según el historiador americano Sean MacMeekin, el afán principal de Rusia al entrar en la Primera Guerra Mundial fue el de tomar Constantinopla, destruir al Imperio otomano y erigirse en la mayor superpotencia cristiana, uniendo el inmenso Imperio con Asia Menor y Oriente Medio.

En nuestros días, Rusia ha vuelto a reaparecer por esa zona, a partir de su implicación en la guerra de Siria. Los cristianos libaneses ponen velas a Putin y lo que parecía una prolongación de la Guerra Fría obedece más bien a viejos designios.

Y sin embargo, la reconversión del corazón ortodoxo en una mezquita más de Estambul nos demuestra que el valor de los viejos agravios históricos se cotiza con liberalidad en la bolsa de los objetivos estratégicos de las potencias. Porque la relación actual entre Turquía y Rusia es de lo más fluida, con extraños vaivenes y apaños bajo cuerda en el caos de la guerra civil libia o en el escenario de pesadilla de la guerra en Siria. Y eso sin olvidar las recientes maniobras de Ankara para reducir la dependencia de las importaciones de gas ruso.

¿Y cuál es la respuesta rusa  todo esto? Que la reconversión de Santa Sofía, el corazón del Imperio bizantino, en una mezquita es, ni más ni menos que «un asunto interno turco».

Escuchar capítulo 1 Escuchar capítulo 2 | Escuchar capítulo 3 
Escuchar capítulo 4 | Escuchar capítulo 5 | Escuchar capítulo 6


Si quieres leer otros artículos o escuchar otros podcast de Francisco Veiga

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Siguenos en:

4,119FansMe gusta
705SeguidoresSeguir
658SeguidoresSeguir
418suscriptoresSuscribirte

La Infiltrada

En el Curso de Creación Literaria Espido Freire cautiva a los alumnos

Espido Freire, coordinadora del área de literatura del Espacio 17 Musas, imparte el curso Creación Literaria (nivel inicial) de 6 horas de duración. La...

Marina V. Beckett presenta el Espacio 17 Musas en Colombia

Desde la Secretaría de Cultura de Cali (en Colombia) se acercan a Espacio 17 Musas. Convencidos de que la nueva normalidad plantea un reto...

Benjamín Prado concede licencia para mentir

Licencia para mentir como título para un taller de poesía que Benjamín Prado imparte la primera semana de agosto, sin que la canícula contemple...

La cocinera de Castamar es un idioma secreto que va tocando las almas

Fernando J. Múñez habla de su primera novela publicada, La cocinera de Castamar, que será adaptada en serie de televisión, y de sus próximos...
- Advertisment -

Aforismos Espidianos

En el Curso de Creación Literaria Espido Freire cautiva a los alumnos

Espido Freire, coordinadora del área de literatura del Espacio 17 Musas, imparte el curso Creación Literaria (nivel inicial) de 6 horas de duración. La...
- Advertisment -

Segundas Intenciones

En el Curso de Creación Literaria Espido Freire cautiva a los alumnos

Espido Freire, coordinadora del área de literatura del Espacio 17 Musas, imparte el curso Creación Literaria (nivel inicial) de 6 horas de duración. La...
- Advertisment -

Mas populares

¿Esto suena a Rap? Rompiendo tópicos

¿Esto suena a Rap? El sonido del Rap se asocia a una instrumental de cuatro por cuatro. Para el profano solo consiste en fraseos...

La Ruta de los Monasterios de la provincia de Burgos

El recorrido que os proponemos es conocido como la Ruta de los Monasterios. Este itinerario nos llevará hasta las estribaciones de la Sierra de...

Cuenta hasta diez… Haikus JLF

Cuenta hasta diez y déjame olvidarte. Cárcel de amor. José Luis Ferris Te invitamos a leer también los relatos y otros artículos de José Luis Ferris...

El Experimento Stuka y los bombardeos de la Legión Cóndor en el Alto Maestrazgo

El Experimento Stuka y los bombardeos de la Legión Cóndor en el Alto Maestrazgo, es el segundo artículo de una serie que dedicaré a...