miércoles, octubre 28, 2020
Inicio Viajes San Baudelio de Berlanga en Soria, la «Capilla Sixtina del Arte Mozárabe»

San Baudelio de Berlanga en Soria, la «Capilla Sixtina del Arte Mozárabe»

Hemos dejado para el final el mejor sabor de boca, la joya más sublime, la conocida como la «Capilla Sixtina del Arte Mozárabe», su culminación y, a su vez, la más singular: San Baudelio de Berlanga en Soria.

Durante todo este tiempo hemos ido viendo por gran parte de la geografía española y portuguesa las huellas que nos quedan del arte visigodo y mozárabe, que acogió el antiguo rito hispánico.


El Arte Mozárabe es un arte puramente hispánico. No se podría entender fuera de la Península Ibérica. Y es necesario ponerlo en evidencia, descubrirlo, hacerlo popular. Sólo se ama aquello que se conoce y sólo se cuida aquello que se ama. Y sólo amándolo será posible mantener esas joyas que nos ha legado la historia para que nuestros hijos puedan disfrutarlo igual que nosotros.

Ya en un artículo anterior me abstuve de comentar el interior de San Baudelio porque siempre he sido de la idea de que el viajero debe llegar virgen ante la sorpresa que le espera a quien hasta este sitio desamparado se acerca. “Dichoso el que cree sin haber visto”. A ningún otro sitio aplica esta frase como a San Baudelio.

Mapa de Ruta desde Soria hasta la Ermita de San Baudelio de Berlanga
Mapa Ruta desde Soria hasta la Ermita de San Baudelio de Berlanga. Google Maps.

Situada a 9 kilómetros al sur de Berlanga de Duero, en la provincia de Soria, en mitad de un páramo absolutamente desamparado en la actualidad, sin árbol ni sombra que lo ampare, sin nada que llame la atención del viajero distraído que hasta allí se acerque, se encuentra la modesta ermita de San Baudelio de Berlanga.

“La piedra desechada por el arquitecto es ahora la piedra angular”. La sentencia de los viejos alquimistas se aplica aquí también. Dejad que San Baudelio os muestre lo que hace que el viaje a mitad de ninguna parte merezca la pena.

El Camino de Santiago, uno de esos curiosos ramales que surca nuestra geografía, también pasa por aquí. Dichoso el peregrino que se desvíe setecientos metros de su ruta, setecientos metros de subida bajo un sol de justicia que bien merecerán la pena. ¿Necesitáis más para acercaros a este recóndito rincón de una de las más olvidadas provincias de España?

Otra vista del exterior de la Ermita de San Baudelio de Berlanga
Otra vista del exterior de la Ermita de San Baudelio de Berlanga. Soria, te la imaginas.

Sea pues. El peregrino que se acerque hasta aquí encontrará un manantial de agua fresca a los pies de la humilde ermita. No importa lo seco que sea el año. La fuente saciará la sed del peregrino. Y San Baudelio saciará esa sed más honda, esa que no se sacia más que en la contemplación de la belleza más grande, aquella que es la representación de una idea que trasciende lo material.

El peregrino, porque a San Baudelio hay que entrar con la humildad de aquel que sabe que la vida no es más que un peregrinaje, entrará por una puerta humilde. Y se encontrará con la palmera protectora, que le proveerá de alimento y de protección ante el implacable sol. Y se sentirá en un oasis.

Y su alma ascenderá en forma de plegaria de agradecimiento por haberle dejado ver esta maravilla profusamente decorada y colorida. A su izquierda, mirando hacia el este, el pequeño ábside elevado donde se guarda lo más sagrado. A su derecha, un minúsculo bosque de columnas que soportan lo que sería un coro.

Al fondo del mismo, una abertura donde el eremita que habitó este lugar tenía su cobijo. Una oquedad en la tierra, el seno materno que nos cobija y que nos da a luz. Como en tantos otros ejemplos, la construcción humana no es sino una prolongación de la madre tierra.

Levanta la vista el peregrino y en lo alto de la palmera verá una cámara. ¿Qué se guardaba ahí? Lo desconocemos pero sin duda sería donde yo guardaría lo más sagrado, lo que nos provee de alimento y protección, lo que hace que todo esto merezca la pena. Y hacía ahí se eleva siempre la vista en este sitio tan especial. Es inevitable no hacerlo. Y ahí se queda el alma una vez que se ha visitado este lugar. Y se vuelve. Es imposible no olvidarlo.

Y si me habéis seguido hasta aquí, esta es la imagen que hubierais visto si hubieseis ido antes del expolio de 1922.

Recreacion del Interior de la Ermita San Baudelio
Recreación del Interior de la Ermita San Baudelio. Diputación Soria.

Alguien en ese año decidió aprovecharse de la miseria y de la incultura y llevarse los frescos a Nueva York. Huérfana quedó la arquitectura y huérfanas quedaron las pinturas, incomprensibles unas sin la otra. Pero así es el género humano. Una parte de ellas volvieron a España, pero no a su sitio original, sino al Museo del Prado.

Interior de la Ermita San Baudelio en la actualidad
Interior de la Ermita San Baudelio en la actualidad.

El que esto escribe sueña con verlas todas de nuevo en su lugar de origen donde estuvieron unos mil años. Cada cosa tiene su sentido en el sitio que les dio el ser. Sé que soy la voz que clama en el desierto pero quizás, desde esta tribuna, se consiga mover alguna conciencia.

En cualquier caso, la situación actual de San Baudelio bien merece la pena su visita. Ya no puedo decir más. El misterio se ha desvelado. Esta joya sigue ahí después de mil años. Su mensaje, a pesar de la terrible mutilación está intacto. La inocencia de sus pinturas aún se adivina en sus viejos muros. Y la palmera, símbolo de todo lo que los hombres reciben de lo alto, sigue protegiendo a quien se cobija bajo sus ramas.


Te invitamos a leer más artículos de Germán Rubio en Revista 17 Musas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Siguenos en:

4,499FansMe gusta
1,134SeguidoresSeguir
818SeguidoresSeguir
527suscriptoresSuscribirte

La Infiltrada

El Funambulista Diego Cantero y Alejandro Martínez protagonistas de Lucha de Gigantes

El ciclo Lucha de Gigantes ha contado con Funambulista, con su líder Diego Cantero, como protagonista del segundo de estos encuentros virtuales, musicales y...

Ciclo Lucha de Gigantes empieza con Andrés Suárez y Carlos Vega como protagonistas

Vicky Gastelo modera el ciclo Lucha de Gigantes, un encuentro virtual y didáctico entre cantautores en el Espacio 17 Musas. La música ocupa un lugar...

En el Curso de Creación Literaria Espido Freire cautiva a los alumnos

Espido Freire, coordinadora del área de literatura del Espacio 17 Musas, imparte el curso Creación Literaria (nivel inicial) de 6 horas de duración. La...

Marina V. Beckett presenta el Espacio 17 Musas en Colombia

Desde la Secretaría de Cultura de Cali (en Colombia) se acercan a Espacio 17 Musas. Convencidos de que la nueva normalidad plantea un reto...
- Advertisment -

Aforismos Espidianos

El Funambulista Diego Cantero y Alejandro Martínez protagonistas de Lucha de Gigantes

El ciclo Lucha de Gigantes ha contado con Funambulista, con su líder Diego Cantero, como protagonista del segundo de estos encuentros virtuales, musicales y...
- Advertisment -

Segundas Intenciones

El Funambulista Diego Cantero y Alejandro Martínez protagonistas de Lucha de Gigantes

El ciclo Lucha de Gigantes ha contado con Funambulista, con su líder Diego Cantero, como protagonista del segundo de estos encuentros virtuales, musicales y...
- Advertisment -

Mas populares

Rebeca una vez más. Cap 23. Perdidos en el Tiempo

Con motivo del estreno de la nueva versión del film Rebeca (Ben Wheatley, 2020), algunas consideraciones sobre la moda de los remakes glamourosos y...

El héroe de plata, la legendaria amistad entre Luz Long y Jesse Owens

El héroe de plata. La legendaria amistad entre Luz Long y Jesse Owens, es el sexto artículo de una serie que dedicaré a los...

Leer solo clásicos… Aforismos Espidianos

¿Leer solo clásicos? ¿Comer solo caviar? Espido Freire Te invitamos a leer otros artículos y aforismos de Espido Freire. También puedes buscar sus masterclass y conferencias...

La plaza y la torre. Cap 23. Perdidos en el tiempo

La plaza y la torre. El historiador Niall Ferguson nos ofrece un acercamiento al enfoque de la Historia Moderna y Contemporánea basado en la...