jueves, septiembre 24, 2020
Inicio Viajes Prerrománico Asturiano, Cavadonga centro espiritual de Asturias

Prerrománico Asturiano, Cavadonga centro espiritual de Asturias

Retomamos el sendero de la historia por el Prerrománico Asturiano en donde lo dejamos, en Oviedo, para pasar a conocer el centro espiritual de Asturias así como algunas joyas de este rosario de piedra que configura nuestro caminar por la península ibérica.


En las afueras de Oviedo, en el extremo de un parquecito y asediada por una de esas autovías por la que circulan a diario miles de coches que pasan ajenos al maravilloso legado que les contempla desde la altura se encuentra San Julián de Prados, Santullano para los lugareños.

Mapa Prerrománico Asturiano, Cavadonga centro espiritual de Asturias
Prerrománico Asturiano, Cavadonga centro espiritual de Asturias. Google Maps.

Mandada construir por Alfonso II a comienzos del siglo IX, se trata de uno de los ejemplos más bellos del arte Prerrománico Asturiano. Sus enormes dimensiones hacen que sea imposible compararla con las iglesias que hemos visto hasta ahora. Su iconostasio se asemeja a un arco triunfal y la increíble decoración pictórica de su interior hace que nos demos cuenta realmente de como era una iglesia en estos tiempos y la potencia que el rito mozárabe tenía entre sus muros.

Inglesia de San Julián de Prados, Asturias
Iglesia de San Julián de Prados, Asturias. Conocido como Santullano para los lugareños.

Ya no queda ni rastro de los arcos de herradura que han sido nuestros fieles acompañantes en todas estas entradas, siendo reemplazados estos por el arco de medio punto que será lo común en el nuevo arte que ya estaba llamando a las puertas. Sin apenas decoración escultórica la pintura recibe todo el protagonismo en esta impresionante iglesia.

Llama la atención que en la decoración no se representan escenas figuradas. Han sido reemplazadas por paisajes y motivos florales. Aún es pronto para el papel catequético de imágenes tanto pintadas como esculpidas que tendrán su punto álgido en el románico.

Aquí tuve la suerte de ver por primera vez el rito mozárabe en toda su plenitud y me causó tan honda impresión que es lo que me ha motivado a publicar esta serie de entradas.

Cangas de Onís, primera capital del Reino de Asturias

Salimos de Oviedo hacia el este, hacia el corazón sentimental de Asturias y donde tuvo lugar el cambio al que hacíamos alusión al comienzo de esta entrada: Covadonga. Aquí sufrieron los árabes la primera derrota y aquí se afianzó el espíritu de reconquista que duraría ochocientos años.

Antes nos detendremos brevemente en Cangas de Onís, donde se halla la iglesia de la Santa Cruz, construida sobre un dolmen y que es considerada la primera iglesia erigida en España tras la invasión árabe. Aquí se supone que estuvieron las tumbas de Don Pelayo y de su mujer, primeros reyes del recién creado Reino de Asturias y del que Cangas de Onís fuera la primera capital. La iglesia que contemplamos en la actualidad es una reconstrucción de mediados del siglo XX ya que la original fue destruida a comienzos de 1936 con la excusa de descubrir el dolmen que los antiguos constructores altomedievales habían conservado y que aún puede verse en la cripta.

Puente Romano de Cangas de Onis, Asturias
Puente Romano de Cangas de Onis, Asturias. Turismo Cangas de Onis.

En la actualidad, lo que más llama la atención en Cangas de Onís es su precioso puente medieval de tres arcos apuntados, el central de increíble altura, edificado en los tiempos de Alfonso XI sobre uno anterior aunque se le siga denominando puente romano.

Cangas de Onis es uno de los accesos al parque nacional de los Picos de Europa, primer parque nacional español y compartido en su gestión por Asturias y Castilla y León. Se trata de un sitio de incalculable valor paisajístico, faunístico y que ha sabido compatibilizar la conservación de la naturaleza con la vida de los pueblos que se encuentran ubicados en él donde las labores de gestión tradicional del entorno han permitido que llegasen hasta nosotros en tan excepcionales condiciones.

Cavadonga, centro espiritual de Asturias

Santa Cueva de Covadonga centro espiritual de Asturias
Santa Cueva de Covadonga, centro espiritual de Asturias

El corazón sentimental de Asturias se encuentra situado a los pies del macizo de los picos de Europa. En una cueva situada sobre un manantial, y en un marco de incomparable belleza, se encuentra el santuario de Nuestra Señora de Covadonga, comúnmente conocido como La Santina. La pequeña iglesia construida durante el siglo XX sustituye a la que aquí construyera Alfonso I allá en el siglo VIII. Aquí se encuentra también el panteón real de los primeros reyes de Asturias y sus respectivas esposas.

Aquí se mezcla la tradición, la leyenda y las fuentes históricas. Lo que es seguro es que Don Pelayo se refugió en esta cueva perseguido por las tropas musulmanas y que acabó venciendo. La victoria no es discutida pero se duda mucho de su trascendencia real en el desenlace de la historia si bien es cierto que aportó confianza y prestigio suficiente para la creación del primer reino de la península tras el reino visigodo.

Justo enfrente encontramos la enorme basílica de fines del siglo XIX construida íntegramente en piedra caliza rosa. Situados justo encima, a unos 11 km y en pleno parque nacional se encuentra el increíble paraje de los lagos Enol y Ercina, lagos de origen glaciar situados en medio de unas praderas de una indescriptible belleza y donde las vacas son las dueñas absolutas del paisaje.

El Fitu, San Salvador de Priesca y San Sanvador de Valdediós

Nos dirigimos al final de nuestro viaje no sin antes disfrutar de esas estrechas carreteras que como recompensa final nos ofrece unas inigualables vistas. Es el caso del Mirador del Fitu, donde desde una elevada estructura se puede divisar el mar a nuestra izquierda y los Picos de Europa a nuestra derecha, todo en un paisaje de incomparable verdor.

Mirador El Fitu Alto de la Cruz de Llames, Caravia. Covadonga. Asturias
Mirador El Fitu Alto de la Cruz de Llames, Caravia. Covadonga, Asturias. Turismo Asturias.

De Camino a San Salvador de Valdediós, punto y final de este trayecto, hacemos una parada en San Salvador de Priesca, preciosa iglesia del año 921, basada en este, y que conserva unos bellos capiteles en su interior así como unas pinturas originales que son un auténtico deleite para los sentidos.

Iglesia de San Salvador de Priesca
Iglesia de San Salvador de Priesca.

Sin más demora, nos dirigimos a San Salvador de Valdediós, conocido popularmente como “El Conventín” por su reducido tamaño y por encontrarse en el recinto de un monasterio bastante más grande y posterior.

Iglesia de San Salvador de Valdedios
Iglesia de San Salvador de Valdedios

El Conventín es una iglesia atribuida a Alfonso III, de finales del siglo IX, de planta basilical formada por tres naves separadas por columnas que terminan en ábsides rectos. La impresión que da desde dentro es que es tremendamente estrecha para la longitud que tiene. En el lado sur se le ha añadido una galería cubierta que es el antecesor de todos los porches que podemos ver en el románico castellano.

El arco de medio punto es el que predomina en toda la construcción pero en las ventanas aún perduran los arcos de herradura que tan profusamente adornaron estas construcciones en el visigodo. Las ventanas son primorosas y proveen de luz todas las estancias del monumento.

Iglesia de Santa María y el Conventín
Iglesia de Santa María y el Conventín.

Es un auténtico placer contemplar esta vieja belleza que, al encontrarse al lado de la iglesia románica del monasterio del siglo XII de Santa María de Valdediós, de proporciones totalmente diferentes , nos permite poder comparar la diferencia en volúmenes, motivos y motivaciones que impulsaron cada una de las obras, si bien el substrato religioso que las motivan es esencialmente el mismo pero el rito ya era completamente diferente.


Te invitamos a leer más artículos de Germán Rubio en Revista 17 Musas

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Siguenos en:

4,119FansMe gusta
705SeguidoresSeguir
658SeguidoresSeguir
418suscriptoresSuscribirte

La Infiltrada

En el Curso de Creación Literaria Espido Freire cautiva a los alumnos

Espido Freire, coordinadora del área de literatura del Espacio 17 Musas, imparte el curso Creación Literaria (nivel inicial) de 6 horas de duración. La...

Marina V. Beckett presenta el Espacio 17 Musas en Colombia

Desde la Secretaría de Cultura de Cali (en Colombia) se acercan a Espacio 17 Musas. Convencidos de que la nueva normalidad plantea un reto...

Benjamín Prado concede licencia para mentir

Licencia para mentir como título para un taller de poesía que Benjamín Prado imparte la primera semana de agosto, sin que la canícula contemple...

La cocinera de Castamar es un idioma secreto que va tocando las almas

Fernando J. Múñez habla de su primera novela publicada, La cocinera de Castamar, que será adaptada en serie de televisión, y de sus próximos...
- Advertisment -

Aforismos Espidianos

En el Curso de Creación Literaria Espido Freire cautiva a los alumnos

Espido Freire, coordinadora del área de literatura del Espacio 17 Musas, imparte el curso Creación Literaria (nivel inicial) de 6 horas de duración. La...
- Advertisment -

Segundas Intenciones

En el Curso de Creación Literaria Espido Freire cautiva a los alumnos

Espido Freire, coordinadora del área de literatura del Espacio 17 Musas, imparte el curso Creación Literaria (nivel inicial) de 6 horas de duración. La...
- Advertisment -

Mas populares

Lo que mata el amor… Segundas Intenciones

Lo que mata el amor no son las diferencias, sino la indiferencia. Benjamín Prado Te ofrecemos más artículos y aforismos en Segundas Intenciones de Benjamín Prado....

Rosario Curiel afronta la escritura como un entrenamiento vital

«Escrivivir significa “escribir + vivir”, esto es, vivir de manera que la escritura sea algo cotidiano.. Observar la vida. Significa, también, vivir la escritura...

La Traviata y las 6 reglas de juego del melodrama

En la ópera La Traviata, Verdi toma el melodrama sentimental popular y lo sitúa en un contexto cultural distinto: la ópera. No es un...

La patria estremecida por dentro

En La patria estremecida Elizabeth Subercaseaux tiene la mano firme, y no cae en la horrible tentación de escribir una novela romántica o de...