lunes, abril 15, 2024
InicioDestacadosTancredi, la ópera trágica de Rossini con dos finales posibles

Tancredi, la ópera trágica de Rossini con dos finales posibles

Se aproximaban las fechas del carnaval a Venecia. Era 1813 y La Fenice le encargaba una ópera al joven Gioacchino Rossini. Se trataba del teatro lírico más importante de la ciudad. Rossini se había vuelto famoso por sus óperas cómicas, pero esta vez era distinto:«Tancredi» sería su primera gran tragedia… con final feliz.


La ópera se basa en «Tancrede», una obra de Voltaire, a su vez derivada del poema «Gerusalemme liberata» (Jerusalem liberada) de Torquato Tasso. El protagonista está inspirado en la figura de Tancredo de Galilea, un héroe de las Cruzadas.

La historia de Tancredi

Tancredi La acción transcurre en Siracusa, en el año 1005, donde las familias rivales Argirio y Orbazzano se unen para luchar juntas contra los sarracenos que desde el mar amenazan invadir la isla. Para consolidar esa unión, Argirio ofrece su hija Amenaide como esposa a Orbazzano, pero ella se opone porque ama al héroe Tancredi.

Orbazzano manipula la situación y les hace creer a todos que la joven es amante del líder enemigo. Su padre la condena por traición a la patria, pero Tancredi intercede y logra evitar su muerte. Sin embargo, convencido de haber sido engañado por su amada, va a luchar contra los sarracenos dispuesto a morir. Tancredi derrota al enemigo, pero regresa herido y muere en brazos de Amenaide a quien reconoce inocente.

Un final feliz para una tragedia

TancrediEl teatro La Fenice era un lugar prestigioso que invertía gran cantidad de dinero en sus montajes y garantizaba producciones exitosas. Esto traía aparejada la imposición de ciertas normas en sus producciones entre las cuales estaba la de mantener la tradición en las óperas serias.

Desde el surgimiento del género, el lieto fine o final feliz era una de las reglas tradicionales que toda ópera trágica debía cumplir. Esto se debía a que en un comienzo, cuando las óperas solo se representaban en los palacios, eran compuestas para amenizar celebraciones de la nobleza, como bodas o recepciones de invitados de otras cortes.

Al ser parte de un contexto de festejo asumían la imposición de presentar un final feliz, sea cual fuere el conflicto de la historia que mostraban. Por ese motivo las tragedias también debían concluir con una escena alegre.

Así fue como Rossini aceptó la propuesta y trabajó con el libretista Gaetano Rossi en su versión de «Tancredi» con lieto fine. El 6 de febrero de 1813 Rossini estrenaba su gran tragedia en Venecia. La ópera concluía con el regreso victorioso del héroe que se unía a su amada y todos celebraban su triunfo en una escena coral de música pegadiza y alegre.

La muerte de Tancredi

La noticia de este éxito llegó a Ferrara, otro de los grandes centros operísticos. Desde esta ciudad llaman a Rossini para realizar «Tancredi» en su teatro principal, pero la propuesta es otra. Aquí no les interesa mantener las tradiciones de la ópera seria. En Ferrara quieren que el desenlace sea trágico, como el de la obra original de Voltaire.

Rossini trabajó junto al Conde Luigi Lechi para escribir este nuevo final, pero al público no le gustó. El compositor descartó de inmediato la versión y desde entonces «Tancredi» se siguió representando con el lieto fine de su exitoso estreno veneciano.

El regreso del Tancredi trágico

TancrediEn 1977, un heredero del Conde Lechi encontró el manuscrito y lo puso en escena. La estructura del final de Ferrara no se encuentra sujeta a los convencionalismos del momento, tiene grandes contrastes dramáticos y un coro sombrío y breve. Tancredi muere sin orquesta, con el único acompañamiento de un solo de cuerdas y su voz cantando «Addio» (Adios).

Fue así como el público del siglo XX descubrió uno de los finales más interesantes de la producción de Rossini. El sonido se apaga con Tancredi que muere en brazos de su amada. El gran compositor de comedias mostraba su primera muerte en escena con un héroe que susurraba una única palabra entrecortada.


Te invitamos a leer otras artículos de María Concepción Perré en Revista 17 Musas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Siguenos en:

4,499FansMe gusta
1,134SeguidoresSeguir
818SeguidoresSeguir
527SuscriptoresSuscribirte

La Infiltrada

En Sant Jordi, los libros inundan la ilicitana Plaça de Baix

El Día de Sant Jordi, autores, libreros y público (la Infiltrada incluida) se encontraron en la Feria del Libro, que por primera vez se...

Nuevo Curso de Creación Literaria Inicial con Espido Freire en Escuela 17 Musas

La Escuela 17 Musas reta a los incipientes creadores literarios con el nuevo Curso de Creación Literaria Inicial que imparte Espido Freire durante el...

Benjamín Prado imparte un Taller de Poesía en el Espacio 17 Musas

El poeta se pone al frente del Taller de Poesía: «Cómo hacer un poema de todos que sólo pueda ser tuyo». Prometió volver. Y...

El Funambulista Diego Cantero y Alejandro Martínez protagonistas de Lucha de Gigantes

El ciclo Lucha de Gigantes ha contado con Funambulista, con su líder Diego Cantero, como protagonista del segundo de estos encuentros virtuales, musicales y...
- Advertisment -spot_img

Aforismos Espidianos

En Sant Jordi, los libros inundan la ilicitana Plaça de Baix

El Día de Sant Jordi, autores, libreros y público (la Infiltrada incluida) se encontraron en la Feria del Libro, que por primera vez se...
- Advertisment -spot_img

Segundas Intenciones

En Sant Jordi, los libros inundan la ilicitana Plaça de Baix

El Día de Sant Jordi, autores, libreros y público (la Infiltrada incluida) se encontraron en la Feria del Libro, que por primera vez se...
- Advertisment -spot_img

Mas populares