domingo, diciembre 4, 2022
InicioDestacadosROMANTIK.O. – El espejo romanticista de Nacho Terceño

ROMANTIK.O. – El espejo romanticista de Nacho Terceño

Nacho Terceño pone frente al espejo del Romanticismo nuestros ideales e instintos en su obra RomantiK.O., una propuesta teatral que nace de las palabras de Carolina Coronado y José de Espronceda. El reto fue conseguir que un collage de sus textos funcionasen como un diálogo en el que desnudarse. Honestidad, polémica y conflicto alimentan este encuentro de poetas. Ni una palabra ajena es añadida. Sólo la implacable mirada contemporánea para hacer justicia.


 

Al abrir la puerta de su trastero cada día lo primero que ve es el barco. Una construcción de madera que aguarda el momento en el que pueda fondear de nuevo sobre un escenario. Ese navío es el símbolo más poderoso de la obra teatral RomantiK.O. creada por Nacho Terceño Raposo, una propuesta escénica que ahonda en las figuras literarias de Carolina Coronado y José de Espronceda para hacer justicia al valor de sus versos y enfrentarlos a la mirada contemporánea.

Porque los temas humanos perduran a pesar de los siglos pero los gestos de ayer deben reconducirse hoy. Cuando surgió la posibilidad de crear una obra para las famosas fiestas sobre Romanticismo que se celebran en Almendralejo (Badajoz), Nacho Terceño apostó por ahondar en los textos y vidas de estos autores; hacer un collage literario con sus palabras, sin añadir una letra, y darle forma de duelo dialéctico.

ROMANTIK.O.
ROMANTIK.O. – Foto por Juanjo Ruíz

Jugar con las palabras desde el respeto es algo habitual para Nacho Terceño Raposo, quien además de dramaturgo, es actor de largo recorrido, maestro de ceremonias, cuentacuentos para adultos y niños, productor de cortometrajes y propietario del mencionado trastero (entiéndase aquí la metáfora). Artista multidisciplinar con ojos bien abiertos. En esta obra escribe, dirige y actúa, se echa casi todo el peso a los hombros, siendo la primera vez que asume todo el trabajo casi en exclusiva, puesto que junto a él está la excelente directora y actriz Ana Donoso Mora, interpretando a Coronado, así como su equipo técnico. Esa valentía es patente.

Por ello RomantiK.O. reta de forma activa al público. Es una obra que esculpe una conversación ficticia entre Coronado y Espronceda que funciona como un espejo de lo que somos o podemos ser si nos descuidamos. Reivindicaciones e inseguridades. Pero un misterio, casi en forma de maldición, envuelve a esta obra: Tuvo cuatro actuaciones y ya acumulaba tres premios (Mejor actor y Mejor espectáculo en el Certámen de Teatro de Villa de Ciempozuelos; Mejor puesta en escena, en CINTA del Centro TNT). El sábado 23 de abril de 2022 volvió al Centro TNT sin tanta audiencia como merecía (Sevilla se encontraba colapsada por una final de fútbol, la lluvia y otras conjuras) y luego… desapareció de la escena. Todo aquel trabajo se desvaneció como un fantasma, dejó de ser una opción.

ROMANTIK.O.- Foto por Juan López
ROMANTIK.O.- Foto por Juan López

A veces es la putada del mundo del teatro. Creo que en general hay circuitos populares o elitistas. Pocos circuitos intermedios, como pueden ser algunos festivales, como el de Teatro Clásico de Almagro o el centrado en el Siglo de Oro de Valladolid, donde podríamos encajar. Es una obra muy gustosa en círculos literarios, con gente afianzada en la cultura, pero creo que el gran salto a circuitos populares es muy duro. No es que no hayamos intentado incluirla en catálogos pero parece que no es cuestión de feedback: a la gente le gusta pero a los programadores no. Es cuestión de confianza porque lo que nos ha llegado de parte del público menos adepto es “no he entendido todo, pero me ha gustado” lo cual para mí no es ningún problema, creo que el teatro es para sentir y disfrutar. He visto obras en otros idiomas que desconozco y me han gustado. –Comenta Nacho Terceño

¿Se puede considerar una obra complicada?

El lenguaje es original de los autores, esto es de otra época. Pero el montaje está trabajado para suavizar ese salto, las acciones puedes seguirlas. Llevado al extremo, un sordo podría disfrutar de la obra. Las acciones hablan por sí mismas.

La puesta en escena es preciosa, tiene mucha carga simbólica, a pesar o gracias a que usáis pocos elementos: Un barco, ramos de flores, botellas de cava, el miriñaque de la falda, las botas. También las propias vestimentas de época, todas blancas. Recuerda a una concatenación de imágenes pictóricas. Flashes de La balsa de la Medusa, por ejemplo.

Elementos como las ropas dan resultado pictórico, es cierto, pero no tenía referencias concretas en mente al diseñarlo. Ese proceso de creación fue echarle mil horas en pleno confinamiento pero todo muy intuitivo, a raíz de relacionarme tanto con el universo de ellos. No buscamos referentes externos, salieron solas por naturaleza, algo casi místico.

ROMANTIK.O. - Foto porTeatro TNT
ROMANTIK.O. – Foto porTeatro TNT

Has dejado dicho que trabajas el teatro como “el lugar donde hacer poesía con la palabra, con el cuerpo, la luz y los objetos”. Y yo me pregunto: ¿Cómo se pone en pie esta obra?

Todo el montaje fue fluido porque con Ana Donoso se trabaja con facilidad. Al final somos dos directores haciendo de actores, eso tiene sus cosas buenas y sus cosas malas, lo digo porque hay que terminar decidiendo según qué cosas, pero Ana siempre sumó. Estaba claro que aquí yo era el director pero, por suerte, todas sus propuestas van a un punto que tiene mucha inteligencia en cuanto a dramaturgia. No eran propuestas de actriz, eran propuestas desde una óptica que funcionaba, por lo que todo fue sencillo. Empezamos jugando con el barco y de ahí surgió todo. No obstante, lo más importante que hicimos fue abrir la obra estando blanda.

¿Te refieres a buscar segundas opiniones?

Nos metimos a ensayos sólo con el texto, sin ideas escénicas, a jierro. Llegó el barco, ejecución del artesano Hiruki de Zafra (ahora trabaja bajo el nombre de El arreglador), e hicimos dos cosas: La primera, dejar a los niños de nuestra familia jugar con el mismo. Eso fue maravilloso, se aprende mucho observando. Lo segundo, empezar a jugar nosotros en busca de la auténtica dramaturgia. Cuando montamos una primera propuesta, meses tras la llegada del barco, se me ocurrió pedir opinión externa. Reunimos a David Montero, dramaturgo, director, podcaster, profesor; Ángela Olivencia, directora y actriz; Elena Casara, profesional del teatro social y el mundo del circo; Alma Méijome Tejero, persona experta en el estudio y aplicación del feminismo. Alquilamos una sala y le hicimos un pase. Cada uno nos dio sus apuntes como profesionales y reconducimos varios aspectos. La teníamos cerrada en una semana. Fue todo un regalo.

Haber labrado ese trabajo invisible que proyecta un resultado natural es todo un logro, especialmente con el tratamiento del texto, que hace que ese collage literario fluya como una conversación.

Lo gracioso de esto es mantener la magia. Un público que disfrute de la obra no necesita saber esa carpintería o ese tratamiento textual ha sido un trabajo de fondo durante meses. Lo único que me importa es que el público sepa que son palabras de ellos, que están escuchando a Coronado y Espronceda en un collage que no es tramposo, es decir, no se han sacado palabras de contexto, se respetaron frases y versos completos. El sentido siempre es el mismo. De hecho, este año fuimos a dar una clase a la Universidad de Sevilla, en el marco de un Máster de Lengua y Literatura para mostrar otra forma de trabajar los textos literarios.

ROMANTIK.O. - Foto por Juan López
ROMANTIK.O. – Foto por Juan López

¿Y qué conclusión sacas de esa experiencia?

Que es necesario hacer justicia. Espronceda tuvo una vida dura pero en su etapa final acabó siendo un político de cuidado, peligroso. Si no llega a morir joven, a saber dónde habría acabado. La Canción del pirata no le representaba, lo escribió de joven, se murió siendo otra cosa. He leído las actas de sus discursos en el congreso. Como a otros autores, hay que acercarse a su talento literario pero también completar su personalidad histórica. Creo que eso lo conseguimos en RomantiK.O.

Me gustaría que me hablases de la musicalidad de la obra. Sólo hay música, propiamente dicha, a la entrada del público y a su salida.

Sí, abre El Surko, un rapero de Almendralejo que versionó esa famosa canción que acabamos de mencionar. Era una forma de introducirla por dignidad, por ser tan famosa. Pero es cierto que nuestra propuesta dramatúrgica era hacerla sin música, sólo con la cadencia de los versos y los sonidos de nuestras interacciones con el barco. Sé que es muy crudo pero también efectivo, una apuesta valiente. Esto, por ejemplo, fue una de esas brillantes ideas de Ana Donoso. Invito a ver obras de teatro y encontrar otra que no use ningún tipo de música. Es muy difícil.

De nuevo, el respeto a las palabras.

Sí, pero también sabíamos que era un poco suicida en aquel entorno que nos contrató en un principio, tan clásico. Fue valiente Domingo Cruz, concejal, productor y actor de teatro, la persona que nos dio la oportunidad. Le llamamos un par de veces para dejar claro que esto iba por la vía reivindicativa, una mirada feminista que rescatase a Carolina Coronado donde merece estar; y asaltaríamos, donde procede, la imagen popular de Espronceda. Él siempre nos dijo que teníamos libertad creativa. El encargo era para veinte minutos y a nosotros se nos fue a la hora, porque estábamos entusiasmados y lo merecía. Se lo explicamos, aceptando cobrar solo por una obra de veinte minutos, y él estuvo de acuerdo. Pero sabíamos que sería un suicidio y allí tuvo poca acogida.

¿No gustó?

No tuvo polémica pero tampoco publicidad. Creemos que pudo ser la casuística del desconfinamiento, las limitaciones de entonces. Pero tampoco hubo mucho interés. Esa semana centrada en el Romanticismo tiene mucha recreación histórica en Almendralejo pero nada de reflexionar o cuestionar a sus protagonistas. Por ello sabíamos que sería un suicidio.

Foto por Juan López
Foto por Juan López

Y aún así lo hicisteis.

No podíamos obviarlo.

Luego llegarían los premios.

Respetamos la esencia a través de los símbolos: Botellas de cava, por ser originario de Almendralejo; las flores por la famosa obra de Coronado; el barco, unión del mar con la poética e historia de ambos; la ropa atada a la época; las botas tienen el punto macarra, de buscarse la vida de forma callejera, en el camino y ambos tienen el mismo calzado; y, por último, el miriñaque como jaula en la que se mete voluntariamente Coronado, por sus circunstancias turbulentas, pero también como el elemento humano que los conecta a su tiempo, no como justificación pero sí como ejercicio de empatía. Hay que comprender eso. Pero la obra tiene el cariz que tiene.

¿Os identificabais con estas figuras históricas?

Hubo que buscar la motivación. Para Ana llegó pronto, porque Carolina era feminista, antitaurina, abolicionista, pero también un poco desequilibrada. Se inventaba parte de su vida porque se consideraba poco romántica. Mi vínculo con Espronceda llegó cuando descubro sus textos pornográficos, la deriva política y veo más allá del personaje que vemos en los libros de texto. Conecto porque lo veo más humano. Además creo que ninguna obra es casual.

¿Qué quieres decir?

Creo que nada es azaroso. Los proyectos que te llegan y todo lo que se da para que se hagan posibles para mí no es casualidad. Considero que tienen algo para mí, una enseñanza. En el caso de RomantiK.O. es enfrentarme a mi relación de pareja, literalmente, porque es mi unión con Ana Donoso. Trabajando vivimos nuestros demonios y los superamos. Hay un aprendizaje. Lo mismo ha ocurrido con Vendo Hierro Viejo, obra de Noelia Morgana que coprotagonizo y que me ha supuesto una nueva revisión tanto de mi relación como de mi pasado sentimental. Lo mismo siento que puede pasar con el público.

ROMANTIK.O. - Foto de TNT - Vendo Hierro Viejo
ROMANTIK.O. – Foto de TNT – Vendo Hierro Viejo

Estuve en el estreno de Vendo Hierro Viejo, otra obra con mucha proyección y fuerza. A la salida vi una pareja que lloraba abrazada con mucha ternura. Algunos comentarios a mi alrededor iban en ese sentido.

Son obras intensas y todos hemos pasado por relaciones, por lo que podemos conectar con estas propuestas escénicas. Lo que decía al principio, las acciones hablan por sí mismas.

 ¿Qué será lo próximo para RomantiK.O.?

Disfruto mucho con esta obra. Pero puede que sea una obra estacional. Está aquí noviembre y me gustaría que volviese el barco a escena. Que arranque el mes con Don Juan Tenorio y lo cierre con Coronado y Espronceda, por ejemplo. Igual su sino es ser una obra estacional y compartirla así, disfrutaríamos mucho haciéndola. Hay una parte muy devastadora en el sistema de catálogos y circuitos, pero no voy a abandonarla.

ROMANTIK.O. - Foto por Juan López1
ROMANTIK.O. – Foto por Juan López1

¿Y para Nacho Terceño?

Estamos con Vendo Hierro Viejo, que está siendo todo un fenómeno. Sigo con mis espectáculos de cuentacuentos y estoy empezando en el stand up, ¡a mi edad, fíjate! Me ha volado la cabeza… Pero es que necesito movimiento, aprender cosas nuevas y desarrollarlas. Tengo una obra nueva en mente, el impulso de crear algo, gracias a lo observado con RomantiK.O., a la dirección de Noelia Morgana, e incluso diría que al Carpe Diem que postula Tiresias, mi personaje en Vendo Hierro Viejo, aquel adivino ciego de la mitología griega. Y pretendo rescatar RomantiK.O. junto a Ana Donoso Mora este noviembre. Ahora es el momento. Hay que subirse al barco y bregar a toda costa.


Te invitamos a leer otras reseñas de libros y artículos de Alberto Revidiego en Revista 17 Musas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Siguenos en:

4,499FansMe gusta
1,134SeguidoresSeguir
818SeguidoresSeguir
527SuscriptoresSuscribirte

La Infiltrada

En Sant Jordi, los libros inundan la ilicitana Plaça de Baix

El Día de Sant Jordi, autores, libreros y público (la Infiltrada incluida) se encontraron en la Feria del Libro, que por primera vez se...

Nuevo Curso de Creación Literaria Inicial con Espido Freire en Escuela 17 Musas

La Escuela 17 Musas reta a los incipientes creadores literarios con el nuevo Curso de Creación Literaria Inicial que imparte Espido Freire durante el...

Benjamín Prado imparte un Taller de Poesía en el Espacio 17 Musas

El poeta se pone al frente del Taller de Poesía: «Cómo hacer un poema de todos que sólo pueda ser tuyo». Prometió volver. Y...

El Funambulista Diego Cantero y Alejandro Martínez protagonistas de Lucha de Gigantes

El ciclo Lucha de Gigantes ha contado con Funambulista, con su líder Diego Cantero, como protagonista del segundo de estos encuentros virtuales, musicales y...
- Advertisment -spot_img

Aforismos Espidianos

En Sant Jordi, los libros inundan la ilicitana Plaça de Baix

El Día de Sant Jordi, autores, libreros y público (la Infiltrada incluida) se encontraron en la Feria del Libro, que por primera vez se...
- Advertisment -spot_img

Segundas Intenciones

En Sant Jordi, los libros inundan la ilicitana Plaça de Baix

El Día de Sant Jordi, autores, libreros y público (la Infiltrada incluida) se encontraron en la Feria del Libro, que por primera vez se...
- Advertisment -spot_img

Mas populares