viernes, enero 22, 2021
Inicio Música Ópera Osmín, el guardián del encierro que creó Mozart

Osmín, el guardián del encierro que creó Mozart

Osmín es un personaje del singspiel «Die Entführung aus dem Serail» (El rapto en el serrallo) de Wolfgang Amadeus Mozart. El singspiel es un género de teatro musical que surgió en los países de cultura germana en el siglo XVIII. Combina partes habladas con partes cantadas.


Osmín es el guardián al que se enfrenta el héroe clásico Belmonte. Es literalmente el guardián del palacio donde se encuentra, entre otras cosas, el serrallo. Allí está prisionera la amada del héroe, su sirviente y la amante del sirviente, a quienes Belmonte tiene que liberar.

Simbólicamente, Osmín es el guardián de la entrada a lo desconocido y peligroso. A su vez, custodia el encierro de lo que produce deseo: riquezas y serrallo. Es el arquetipo de lo que el mitólogo Joseph Campbell en su libro El héroe de las mil caras llama el «guardián del umbral».

Personajes encerrados por Osmín
Personajes encerrados por Osmín. “El rapto en el Serrallo” de W.A.Mozart. Teatro Roma de Avellaneda, Buenos Aires, Argentina. Temporada 2006. Dirección Escénica: Concepción y Paz Perre. Escenografía y Vestuario: Facundo Lozano. Iluminación: Ernesto Bechara. Fotos: Paz Perre.

Osmín, guardián del umbral

Todo héroe que avanza en su aventura llega a la entrada de la zona que separa el mundo conocido del desconocido. Esa entrada está custodiada por el guardián del umbral. Detrás de él, está la oscuridad y el peligro. Detrás de la vigilancia paternal, está lo peligroso para el niño. Detrás de la protección de la sociedad, está lo que amenaza al miembro de la tribu. Detrás de Osmín, está el palacio que Mozart nunca termina de definir, pero sabemos que es laberíntico y enorme.

Una persona común estaría no sólo contenta sino orgullosa de permanecer dentro de los límites indicados. Las creencias populares generan temor frente al paso hacia lo inexplorado. Sin embargo Belmonte es un héroe. Se aventura fuera del tránsito normal de lo conocido. Él enfrenta a Osmín.

El aspecto protector del guardián

El primer aspecto del guardián del umbral es el protector. Esto se corresponde con el dúo de la primera escena de «El rapto en el serrallo», donde Belmonte frente a la entrada al palacio se encuentra con Osmín que se lo impide: «Ist das nicht das Landhaus des Bassa Selim?» (¿Es este el palacio del Bajá Selim?).

Si bien el primer intento es fallido, al final del primer acto, Belmonte logra entrar en el palacio con la ayuda de su sirviente. Ambos burlan a Osmín culminando el trio «Marsch! Trollt euch fort!» (¡Fuera! ¡Largaos de aquí!). Sin embargo, el guardián no se ha rendido.

Ya que me has conocido, vamos a luchar

Es mejor no sacar al guardián de los límites establecidos. Pero sólo si atraviesa esos límites, el héroe puede pasar a una nueva zona de experiencia. Este cruce del umbral provoca el otro aspecto de la misma fuerza: el destructor.

Una vez que Belmonte creyó haber burlado al guardián del encierro aparecen una serie de obstáculos. Osmín sigue funcionando como oponente y guardián, pero su acción pasará de ser defensiva a agresiva.

En el segundo acto, Osmín actúa contra los personajes ayudantes de Belmonte abusando de su poder en el palacio. Un ejemplo es el acoso a Blonde, la amante del sirviente del héroe, en el dúo «Ich gehe, doch rate ich dir, den Schurken Pedrillo zu meiden» (Me voy, pero te aconsejo que evites al vil Pedrillo).

Aria de Osmín
Aria de Osmín. “El rapto en el Serrallo” de W.A.Mozart. Teatro Roma de Avellaneda, Buenos Aires, Argentina. Temporada 2006. Dirección Escénica: Concepción y Paz Perre. Escenografía y Vestuario: Facundo Lozano. Iluminación: Ernesto Bechara. Fotos: Paz Perre.

Burlar la vigilancia

Para que el héroe pueda rescatar a su amada y a sus ayudantes, su sirviente adormece a Osmín con un somnífero mezclado en el vino.

La aventura es siempre y en todas partes la acción de cruzar al otro lado del velo: de lo conocido a lo desconocido y, después de conseguir el trofeo, regresar. Cuando Belmonte y los suyos están escapando del palacio, Osmin los sorprende. Habiéndolos capturado nuevamente trama para ellos tremendos castigos en el aria «Ha, wie will ich triumphieren» (¡Ah! ¡Cómo voy a triunfar!).

Las fuerzas que cuidan la frontera son peligrosas. Tratar con ellas es arriesgado, pero el peligro desaparece para aquel que está capacitado. En el desenlace de la obra, el Bajá Selim libera a los cuatro prisioneros. Sin embargo, Mozart hace que Osmin no modifique su línea de acción. Hasta el final sigue cantando «Verbrenne sollte man die Hunde» (Debemos quemar a esos perros).

Como todo guardián, Osmín no cambia. Es el héroe quien aprende y se transforma. Nadie continúa siendo el mismo después de haber enfrentado a un dragón.


Te invitamos a leer otras artículos de María Concepción Perré en Revista 17 Musas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Siguenos en:

4,499FansMe gusta
1,134SeguidoresSeguir
818SeguidoresSeguir
527suscriptoresSuscribirte

La Infiltrada

Nuevo Curso de Creación Literaria Inicial con Espido Freire en Escuela 17 Musas

La Escuela 17 Musas reta a los incipientes creadores literarios con el nuevo Curso de Creación Literaria Inicial que imparte Espido Freire durante el...

Benjamín Prado imparte un Taller de Poesía en el Espacio 17 Musas

El poeta se pone al frente del Taller de Poesía: «Cómo hacer un poema de todos que sólo pueda ser tuyo». Prometió volver. Y...

El Funambulista Diego Cantero y Alejandro Martínez protagonistas de Lucha de Gigantes

El ciclo Lucha de Gigantes ha contado con Funambulista, con su líder Diego Cantero, como protagonista del segundo de estos encuentros virtuales, musicales y...

Ciclo Lucha de Gigantes empieza con Andrés Suárez y Carlos Vega como protagonistas

Vicky Gastelo modera el ciclo Lucha de Gigantes, un encuentro virtual y didáctico entre cantautores en el Espacio 17 Musas.La música ocupa un lugar...
- Advertisment -

Aforismos Espidianos

Nuevo Curso de Creación Literaria Inicial con Espido Freire en Escuela 17 Musas

La Escuela 17 Musas reta a los incipientes creadores literarios con el nuevo Curso de Creación Literaria Inicial que imparte Espido Freire durante el...
- Advertisment -

Segundas Intenciones

Nuevo Curso de Creación Literaria Inicial con Espido Freire en Escuela 17 Musas

La Escuela 17 Musas reta a los incipientes creadores literarios con el nuevo Curso de Creación Literaria Inicial que imparte Espido Freire durante el...
- Advertisment -

Mas populares

Susan Calvin. La pionera robopsicóloga de la obra de Isaac Asimov

Susan Calvin, la jefa de robotpsicología creada por Isaac Asimov, debutó en el relato «¡Embustero!» El mismo Asimov reconoce que se enamoró de su...

Escribir nos hace sentirnos… Aforismos Epidianos

Escribir nos hace sentirnos mejor, en general. Pero, paradójicamente, no nos convierte en mejores personas. Espido FreireTe invitamos a leer otros artículos y aforismos de Espido...

Tosca, cuando el espacio real involucra al espectador

En Tosca los escenarios reales son el común denominador entre la escena y el mundo en que vivimos. Hablan, entre otras cosas, de lo...

Se detecta al aficionado cuando… Aforismos Espidianos

Se detecta al aficionado cuando afirma que escribir es algo fácil, natural. Al pretencioso cuando exagera la dificultad de escribir. Y al caso perdido cuando afirma...