sábado, abril 17, 2021
Inicio Música Ópera Madama Butterfly y Sharpless: la función del testigo que calla en el...

Madama Butterfly y Sharpless: la función del testigo que calla en el melodrama

En Madama Butterfly, Giacomo Puccini privilegia el espacio del espectador. Le da más información que la que manejan los protagonistas del drama. Para esto utiliza a los personajes secundarios. Puntualmente a Sharpless. Él sabe lo que va a suceder. Aun sabiéndolo, no actúa para evitar la tragedia. Funciona como figura vicaria del espectador. Gracias a él, la audiencia va a saber lo que sucederá. Y también lo va a callar.


La característica básica del melodrama es la utilización de lo sentimental y su enfatización. Sus personajes cumplen funciones específicas dentro de la estructura. Es necesario que el público se proyecte en ellos, les ponga su propia identidad o la de alguien que conoce. Si esto no sucediera, el espectador no viviría esta ópera como si le estuviese pasando a él y no se conmovería. Sharpless responde a este mecanismo.

"Madama Butterfly" de Giacomo Puccini. Dirección escénica: Concepción y Paz Perre. Escenografía y Vestuario: Germán Droghetti. Iluminación: Esteban Sanchez. Teatro Municipal de Concepción, Chile, 2008. Fotografía: Equipo de difusión del Teatro Municipal de Concepción.
“Madama Butterfly” de Giacomo Puccini. Dirección escénica: Concepción y Paz Perre. Escenografía y Vestuario: Germán Droghetti. Iluminación: Esteban Sanchez. Teatro Municipal de Concepción, Chile, 2008. Fotografía: Equipo de difusión del Teatro Municipal de Concepción.

En el melodrama, es frecuente la presencia de personajes testigos de la tragedia principal. Son personajes que saben lo que sucede y lo que va a suceder. Los hechos los conmueven, pero no interfieren para modificar el destino. Sharpless funciona como espejo del espectador. Se queja y lamenta, pero no hace nada para evitar aquello que considera indigno. Demuestra que es tan nocivo quien actúa vilmente como quien al verlo, calla.

La función de Sharpless

"Madama Butterfly" de Giacomo Puccini. Dirección escénica: Concepción y Paz Perre. Escenografía y Vestuario: Germán Droghetti. Iluminación: Esteban Sanchez. Teatro Municipal de Concepción, Chile, 2008. Fotografía: Equipo de difusión del Teatro Municipal de Concepción.
“Madama Butterfly” de Giacomo Puccini. Dirección escénica: Concepción y Paz Perre. Escenografía y Vestuario: Germán Droghetti. Iluminación: Esteban Sanchez. Teatro Municipal de Concepción, Chile, 2008. Fotografía: Equipo de difusión del Teatro Municipal de Concepción.

Sharpless, cuyo nombre «sin filo» no es casual, es el cónsul norteamericano en Nagasaki. Su mirada es foránea, pero familiarizada con el escenario. Sugiere que ha vivido muchas situaciones como ésta. Su estatismo también indica que seguirán sucediendo. Y que él actuará de la misma manera.

Comienza la ópera, Madama Butterfly, quejándose de la ciudad que le fue asignada. Estas son sus primeras frases cuando llega cansado del clima y el entorno: «E suda e arrampica! Sbuffa, inciampica!» (Y suda, y escala. Resopla y tropieza.). Años más tarde, en el segundo acto, lo vemos cumpliendo la misma función en el mismo lugar. Nada ha hecho para cambiar.

Pinkerton en su dúo cuenta su propósito a Sharpless. El cónsul solo se limita a juzgarlo: «è un facile vangelo che fa la vita vaga ma che intristisce il cor…» (es un evangelio fácil que hace agradable la vida pero que entristece el corazón…). De la misma manera, luego de ser testigo en su boda, se despide diciéndole «Giudizio» (Prudencia). Sirve para que el espectador escuche directamente de Pinkerton lo que piensa hacer. Y luego va a estar esperando que lo haga. En el melodrama es fundamental poder reconocer algo ya visto.

Otro momento donde se nota este mecanismo es en el segundo acto. Sharpless viene a ver a Butterfly trayendo noticias de Pinkerton. Previamente adelanta sin ser escuchado por ella: «Il messaggio, ho gran paura, a trasmetter non riesco» (No puedo transmitirle el mensaje. Tengo miedo). Incluso intenta actuar, sin lograrlo: «Egli non vuol mostrarsi. Io venni appunto per levarla d’inganno…» (Él no quiere verla. Precisamente yo he venido para desengañarla). Nuevamente es funcional al desarrollo predecible del género.

"Madama Butterfly" de Giacomo Puccini. Dirección escénica: Concepción y Paz Perre. Escenografía y Vestuario: Germán Droghetti. Iluminación: Esteban Sanchez. Teatro Municipal de Concepción, Chile, 2008. Fotografía: Equipo de difusión del Teatro Municipal de Concepción.
“Madama Butterfly” de Giacomo Puccini. Dirección escénica: Concepción y Paz Perre. Escenografía y Vestuario: Germán Droghetti. Iluminación: Esteban Sanchez. Teatro Municipal de Concepción, Chile, 2008. Fotografía: Equipo de difusión del Teatro Municipal de Concepción.

Sharpless omite leerle a Butterfly el final de la carta que le envió Pinkerton. «Qui troncarla conviene… Quel diavolo d’un Pinkerton!» (Aquí conviene finalizarla. ¡Ese diablo de Pinkerton!). Una vez más, no acciona. Se limita a observar la tragedia y hacérsela observar al espectador.

Sharpless como espejo del espectador

"Madama Butterfly" de Giacomo Puccini. Dirección escénica: Concepción y Paz Perre. Escenografía y Vestuario: Germán Droghetti. Iluminación: Esteban Sanchez. Teatro Municipal de Concepción, Chile, 2008. Fotografía: Equipo de difusión del Teatro Municipal de Concepción.
“Madama Butterfly” de Giacomo Puccini. Dirección escénica: Concepción y Paz Perre. Escenografía y Vestuario: Germán Droghetti. Iluminación: Esteban Sanchez. Teatro Municipal de Concepción, Chile, 2008. Fotografía: Equipo de difusión del Teatro Municipal de Concepción.

Lo que conmueve al espectador de un melodrama no es lo que le ocurre a la o el protagonista de turno sino lo que siente que le pasa, le ha pasado o podría pasarle a él si estuviera en la situación del personaje.

Los personajes como Sharpless ubican al espectador en el lugar privilegiado de saber más que los protagonistas. También en el lugar culposo de quien decide no hacer nada para evitar la tragedia. La fórmula es infalible: a la audiencia solo le queda llorar.


Te invitamos a leer otras artículos de María Concepción Perré en Revista 17 Musas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Siguenos en:

4,499FansMe gusta
1,134SeguidoresSeguir
818SeguidoresSeguir
527suscriptoresSuscribirte

La Infiltrada

Nuevo Curso de Creación Literaria Inicial con Espido Freire en Escuela 17 Musas

La Escuela 17 Musas reta a los incipientes creadores literarios con el nuevo Curso de Creación Literaria Inicial que imparte Espido Freire durante el...

Benjamín Prado imparte un Taller de Poesía en el Espacio 17 Musas

El poeta se pone al frente del Taller de Poesía: «Cómo hacer un poema de todos que sólo pueda ser tuyo». Prometió volver. Y...

El Funambulista Diego Cantero y Alejandro Martínez protagonistas de Lucha de Gigantes

El ciclo Lucha de Gigantes ha contado con Funambulista, con su líder Diego Cantero, como protagonista del segundo de estos encuentros virtuales, musicales y...

Ciclo Lucha de Gigantes empieza con Andrés Suárez y Carlos Vega como protagonistas

Vicky Gastelo modera el ciclo Lucha de Gigantes, un encuentro virtual y didáctico entre cantautores en el Espacio 17 Musas.La música ocupa un lugar...
- Advertisment -

Aforismos Espidianos

Nuevo Curso de Creación Literaria Inicial con Espido Freire en Escuela 17 Musas

La Escuela 17 Musas reta a los incipientes creadores literarios con el nuevo Curso de Creación Literaria Inicial que imparte Espido Freire durante el...
- Advertisment -

Segundas Intenciones

Nuevo Curso de Creación Literaria Inicial con Espido Freire en Escuela 17 Musas

La Escuela 17 Musas reta a los incipientes creadores literarios con el nuevo Curso de Creación Literaria Inicial que imparte Espido Freire durante el...
- Advertisment -

Mas populares

El papiro de Ani, un estudio sobre El libro de los muertos

Siempre es buen momento para sumergirse en el antiguo Egipto, pero leer El papiro de Ani en este momento cobra mayor significado. Es una...

Todos los libros ostentan… Aforismos Espidianos

Todos los libros ostentan patente de corso. Los libros, no sus autores. Espido FreireTe invitamos a leer otros artículos y aforismos de Espido Freire. También puedes buscar...

Cuando nos despertamos… Adagios JLF

Cuando nos despertamos, cuerpo con cuerpo -alma y noche-, el dinosaurio no solo seguía allí; le acompañaban todas las especies del Jurásico. José Luis FerrisTe invitamos a leer...

La memoria suele quedarse… Aforismos Espidianos

La memoria suele quedarse con lo bueno, pero no olvida los malos libros. Espido FreireTe invitamos a leer otros artículos y aforismos de Espido Freire. También puedes...