domingo, julio 25, 2021
Inicio Literatura La náusea del Mar, el naufragio del Serpent

La náusea del Mar, el naufragio del Serpent

La náusea del mar, relato de Carlos Fidalgo, narra el naufragio del HMS Serpent, crucero de tercera clase, en la Costa de la Muerte gallega un fatídico 10 de noviembre de 1890. El barco había partido dos días antes del puerto de Plymouth para relevar a su gemelo, el HMS Archer en la costa oeste de África. Pero después de permanecer varias horas al pairo a la espera de que amainara una tormenta, encalló en las rocas de la punta de Boi, en Camariñas, sin llegar a ver la luz del faro del cabo Vilán. Solo tres marineros de los 175 tripulantes que iban a bordo sobrevivieron al naufragio.


Una ola me arrancó de las jarcias y pensé que en aquel momento se terminaba mi vida.

“La muerte tiene forma de remolino”, me dije. Pero el mar me arrojó otra vez contra la cubierta del barco y mientras mis compañeros del buque escuela hacían lo imposible por sujetarse a los mástiles, aproveché la segunda oportunidad que me ofrecía la tormenta y me liberé de todo aquello que pudiera molestarme para nadar. Dejé las botas y el chubasquero sobre la cubierta y cuando el océano me reclamó de nuevo con otra embestida tan solo vestía un jersey y un chaleco salvavidas.

El oleaje me empujó ahora contra las rocas donde habíamos encallado y de verdad pensé que en aquel momento se terminaba mi vida. Noté un intenso dolor en la pierna derecha, imaginé que me sería imposible nadar y traté de recordar alguna oración para entregarle mi alma al Señor de una forma más piadosa. Pero el mar no se atrevía a tragarme, me golpeó contra las piedras, llevó otra vez mi cuerpo en volandas y después de unos minutos interminables en los que pensé que me ahogaría me dejó magullado sobre una ensenada.

La arena húmeda me abrasaba los ojos, la sal me corrompía la boca, las rocas me habían machacado toda la musculatura y después de arrastrarme con torpeza lejos del agua, me puse en pie en el interior de la playa. Mareado, hice un esfuerzo para caminar entre los cadáveres de mis compañeros, sacudidos por la tempestad, desmembrados y desperdigados por toda la costa como manzanas caídas de un árbol, hasta que la pierna me dijo basta y el dolor se hizo tan intenso que pensé que me desmayaría.

Así me encontró el marinero Burton, recostado contra una roca, vomitando agua del mar y con el chaleco salvavidas puesto, mientras las olas alborotaban la Ensenada del Trece, después supe su nombre, con los restos de nuestro naufragio.

“¿Estás entero, Luxton?”, me pregunté. Pero no tenía fuerzas para responderle.

Burton me ayudó a levantar la espalda de la roca y deambulamos por la playa, apoyados el uno en el otro, hasta que dimos con una cabaña de piedra en la oscuridad. Un hombre, una mujer y dos niñas, nos abrieron la puerta, asustados, y no hizo falta que les dijéramos nada para que entendieran lo que nos había ocurrido. El hombre nos dio algo de comer y después nos guió hasta la casa de un sacerdote, no demasiado lejos de la Ensenada. Y en la vivienda de aquel hombre de Dios, cobijados de la lluvia, encontré las palabras para preguntarle por el lugar donde habíamos naufragado en una noche tan nefasta.

“En la Costa de la Muerte”, nos respondió en inglés, dejándonos sobrecogidos.

“¿Quiénes son ustedes?”, preguntó él.

Y antes de que Burton le respondiera que éramos dos marineros del HMS Serpent, y que habíamos zarpado dos días atrás desde el puerto de Plymouth, recordé los cuerpos de nuestros compañeros mutilados por las rocas, abrí la boca para hablar, y le dije a aquel cura que solo éramos un poco de espuma.

Supervivientes del HMS Serpent
Los tres marineros supervivientes del al naufragio del HMS Serpent


Carlos Fidalgo es coordinador del área de Periodismo, Comunicación y Marketing del Espacio 17 musas. Su obra narrativa incluye las novelas: El agujero de Helmand (Menoscuarto, 2011), Premio Tristana de Literatura Fantástica, La Sombra Blanca (Reino de Cordelia, 2011) y de los libros de relatos El país de las nieblas (IEB, 2005), Tierra adentro y otros cuentos de naufragios (Leer-e, 2013) y Septiembre Negro (Edhasa-Castalia, 2016), Premio Tiflos de la Once.

En septiembre, la editorial Algaida publicará su tercera novela, titulada Stuka y reconocida con el Premio Letras del Mediterráneo de Novela Histórica 2020. Puedes seguir también los relatos y artículos de Carlos Fidalgo en nuestra sección de Periodismo y Literatura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Siguenos en:

4,499FansMe gusta
1,134SeguidoresSeguir
818SeguidoresSeguir
527suscriptoresSuscribirte

La Infiltrada

Nuevo Curso de Creación Literaria Inicial con Espido Freire en Escuela 17 Musas

La Escuela 17 Musas reta a los incipientes creadores literarios con el nuevo Curso de Creación Literaria Inicial que imparte Espido Freire durante el...

Benjamín Prado imparte un Taller de Poesía en el Espacio 17 Musas

El poeta se pone al frente del Taller de Poesía: «Cómo hacer un poema de todos que sólo pueda ser tuyo». Prometió volver. Y...

El Funambulista Diego Cantero y Alejandro Martínez protagonistas de Lucha de Gigantes

El ciclo Lucha de Gigantes ha contado con Funambulista, con su líder Diego Cantero, como protagonista del segundo de estos encuentros virtuales, musicales y...

Ciclo Lucha de Gigantes empieza con Andrés Suárez y Carlos Vega como protagonistas

Vicky Gastelo modera el ciclo Lucha de Gigantes, un encuentro virtual y didáctico entre cantautores en el Espacio 17 Musas.La música ocupa un lugar...
- Advertisment -

Aforismos Espidianos

Nuevo Curso de Creación Literaria Inicial con Espido Freire en Escuela 17 Musas

La Escuela 17 Musas reta a los incipientes creadores literarios con el nuevo Curso de Creación Literaria Inicial que imparte Espido Freire durante el...
- Advertisment -

Segundas Intenciones

Nuevo Curso de Creación Literaria Inicial con Espido Freire en Escuela 17 Musas

La Escuela 17 Musas reta a los incipientes creadores literarios con el nuevo Curso de Creación Literaria Inicial que imparte Espido Freire durante el...
- Advertisment -

Mas populares

Los libros son palacios… Aforismos Espidianos

Los libros son palacios a los que nuestra cabeza puede mudarse siempre que quiera. Espido FreireTe invitamos a leer otros artículos y aforismos de Espido Freire. También...

Esteban Navarro Soriano nos lleva a los 90 con Un año de prácticas

Si hay un escritor de novela negra al que le tenía ganas, era el escritor y exagente de policía Esteban Navarro Soriano. Acabo de...

Si tratas de ganarte el aprecio… Adagios JLF

Si tratas de ganarte el aprecio de cuantos te rodean, asume tu fracaso. Siempre habrá quien te desprecio por nada quien menosprecie tu tiempo, tus sueños y tu vida. José...

Escribir por impulso… Aforismos Espidianos

Escribir por impulso satisface el corazón y mata la literatura. Espido FreireTe invitamos a leer otros artículos y aforismos de Espido Freire. También puedes buscar sus masterclass...