jueves, octubre 28, 2021
Inicio Literatura Reseñas Gilbert K. Chesterton, el creyente que se burlaba de su Dios

Gilbert K. Chesterton, el creyente que se burlaba de su Dios

¿Es posible un humorismo religioso? ¿Se le pueden tirar las barbas a Dios, como jugando, y no dejar de ser creyentes por eso? Gilbert K. Chesterton cree que sí, y en El hombre que fue Jueves nos muestra cómo lo hizo.


El hombre que fue Jueves (así, con mayúscula) es una especie de mascarada, de larguísimo juego de espejos en el que nada es lo que parece. Inicia como una novela policial, pero no cualquiera.

Gilbert K. Chesterton nos cuenta la historia de Gabriel Syme, un agente secreto de la Policía Filosófica, destinada a combatir no el crimen, sino a las ideologías que justifican el crimen: «Los ladrones creen en la propiedad, y si procuran apropiársela sólo es por el excesivo amor que les inspira. Pero, al filósofo, la idea misma de la propiedad le disgusta, y quisiera destruir hasta la idea de posesión personal», es lo que se le explica a Syme antes de aceptarlo en el Cuerpo, y es a esos criminales a quienes deberá perseguir.

Y Gabriel Syme consigue infiltrarse en una peligrosa y secreta organización anarquista, en la que todos sus líderes usan los nombres de los días de la semana, Syme será Jueves. Esta organización está liderada por el poderoso Domingo, un hombre que sobresale entre los demás: alto, ancho y gordo, con una cara que casi no parece posible, ágil y saltarín como un mono, pero macizo como un árbol al mismo tiempo.

El hombre que fue Jueves Gilbert K. Chesterton
Portada El hombre que fue Jueves Gilbert K. Chesterton. Ediciones Espueslas de Plata.

Los conspiradores planifican el asesinato del Zar de Rusia, reunidos en la terraza de un café, hablando a gritos de sus planes, mientras todo el mundo se ríe de su charla, sin imaginarse que están planeando el asesinato de verdad. La mascarada sigue su curso.

Y falta mucho todavía, puesto que Syme va descubriendo uno a uno a sus camaradas anarquistas. Todos, excepto el Domingo, son policías encubiertos, espiándose unos a otros y creyendo que están infiltrados en una célula anarquista y terrorista. Cada uno de ellos esconde lo que es, y han copado la organización hasta el punto en que en ella ya no hay anarquistas verdaderos, solamente quedan policías.

Indignados, intentan exigir una explicación al Domingo. Ese hombre casi sobrenatural que les ha jugado una broma, y que (¡horror!) se parece sospechosamente al hombre que los reclutó como policías filosóficos.

Pero Domingo escapa, liviano como una burbuja. Cuanto más lo persiguen, más lejano parece, y menos pueden entender sus motivos. Aquí ya empezamos a salirnos del terreno de la novela policial, y la búsqueda empieza a tornarse metafísica: los seis policías burlados ya no persiguen a un criminal, sino que buscan explicaciones para sus vidas, para el mundo y para comprender los designios de su misterioso jefe.

Gilbert K. Chesterton
Gilbert K. Chesterton. Ediciones Espuelas de Plata.

No revelaré el final de la mascarada, pero sí diré que ellos encuentran a Domingo, que reciben un traje que no los disfraza, sino que los revela, y que aunque no encuentran respuestas a sus preguntas, revolotean sobre la lectura las palabras del Salmo 80: «Muéstranos tu rostro y seremos salvos».

Gilbert K. Chesterton, al fin, no ha hecho poco. Ha escrito la novela policial más sorprendente de la historia y con uno de los títulos más fascinantes que se conozca. Ha construido un elegante laberinto conceptual, se ha reído de Nietzsche, de la moral, de los Estados, del anarquismo, de la poesía, de Dios y de sus lectores, sin que nadie pueda tomárselo a mal. Es una novela de humorismo elegante y filosófico, y hacia el final, como una máscara que no esconde sino que revela, la obra de un verdadero creyente.


Te invitamos a leer otras reseñas de libros y artículos de Carlos Basualdo Gómez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Siguenos en:

4,499FansMe gusta
1,134SeguidoresSeguir
818SeguidoresSeguir
527suscriptoresSuscribirte

La Infiltrada

Nuevo Curso de Creación Literaria Inicial con Espido Freire en Escuela 17 Musas

La Escuela 17 Musas reta a los incipientes creadores literarios con el nuevo Curso de Creación Literaria Inicial que imparte Espido Freire durante el...

Benjamín Prado imparte un Taller de Poesía en el Espacio 17 Musas

El poeta se pone al frente del Taller de Poesía: «Cómo hacer un poema de todos que sólo pueda ser tuyo». Prometió volver. Y...

El Funambulista Diego Cantero y Alejandro Martínez protagonistas de Lucha de Gigantes

El ciclo Lucha de Gigantes ha contado con Funambulista, con su líder Diego Cantero, como protagonista del segundo de estos encuentros virtuales, musicales y...

Ciclo Lucha de Gigantes empieza con Andrés Suárez y Carlos Vega como protagonistas

Vicky Gastelo modera el ciclo Lucha de Gigantes, un encuentro virtual y didáctico entre cantautores en el Espacio 17 Musas.La música ocupa un lugar...
- Advertisment -

Aforismos Espidianos

Nuevo Curso de Creación Literaria Inicial con Espido Freire en Escuela 17 Musas

La Escuela 17 Musas reta a los incipientes creadores literarios con el nuevo Curso de Creación Literaria Inicial que imparte Espido Freire durante el...
- Advertisment -

Segundas Intenciones

Nuevo Curso de Creación Literaria Inicial con Espido Freire en Escuela 17 Musas

La Escuela 17 Musas reta a los incipientes creadores literarios con el nuevo Curso de Creación Literaria Inicial que imparte Espido Freire durante el...
- Advertisment -

Mas populares

Los libros son palacios… Aforismos Espidianos

Los libros son palacios a los que nuestra cabeza puede mudarse siempre que quiera. Espido FreireTe invitamos a leer otros artículos y aforismos de Espido Freire. También...

Esteban Navarro Soriano nos lleva a los 90 con Un año de prácticas

Si hay un escritor de novela negra al que le tenía ganas, era el escritor y exagente de policía Esteban Navarro Soriano. Acabo de...

Si tratas de ganarte el aprecio… Adagios JLF

Si tratas de ganarte el aprecio de cuantos te rodean, asume tu fracaso. Siempre habrá quien te desprecio por nada quien menosprecie tu tiempo, tus sueños y tu vida. José...

Escribir por impulso… Aforismos Espidianos

Escribir por impulso satisface el corazón y mata la literatura. Espido FreireTe invitamos a leer otros artículos y aforismos de Espido Freire. También puedes buscar sus masterclass...