jueves, octubre 22, 2020
Inicio Música Fígaro, el barbero de Sevilla y el humor en la música de...

Fígaro, el barbero de Sevilla y el humor en la música de Rossini

Fígaro es el protagonista de El barbero de Sevilla, Las bodas de Fígaro y La madre culpable, la trilogía de comedias del dramaturgo francés Pierre-Auguste de Beaumarchais. Las tres fueron convertidas en óperas por distintos compositores. Según cada compositor, varió el tratamiento del personaje. Nos centraremos en la versión de Fígaro que presenta Rossini en su ópera Il barbiere di Siviglia (El barbero de Sevilla).


Se trata de una ópera cómica de Gioachino Rossini estrenada en 1816 en Roma. En ella el barbero Fígaro acepta trabajar para el Conde de Almaviva ayudándolo a conquistar a su enamorada Rosina. Ella está encerrada por su tutor, el Dr. Bartolo, para quien también trabaja Fígaro. Luego de una serie de planes intrigantes elucubrados por nuestro protagonista, Bartolo es burlado y los enamorados se unen en un final feliz.

Rossini lleva la comedia francesa de Beaumarchais a la comedia napolitana. Aquí Fígaro presenta elementos de Arlecchino: pertenece al mundo de los sirvientes opuesto a los señores. Es astuto, intrigante, hambriento de comida y dinero, con gran capacidad de supervivencia y, principalmente, muy carismático. Siempre queremos que todo le salga bien.

El factótum

Se presenta con el aria Largo al factótum, una de las más conocidas de la escuela belcantista, que prioriza el virtuosismo de la voz como instrumento musical. En Rossini claramente el humor está en la música. La agilidad de la línea musical representa su habilidad mostrándolo infalible. Es el centro en torno al que gira todo lo demás. Es el eje de la obra.

Dr. Bartolo
Dr. Bartolo. Ópera “Il barbiere di Siviglia” de G.Rossini. Teatro Complejo Cultural Plaza, San Martin, Provincia de Buenos Aires, Argentina. 2019. Dirección Escénica: Concepción y Paz Perre. Escenografía: Lucia Santarone. Vestuario: Mariela Daga. Iluminación: Ernesto Bechara. Temporada 2019. Foto: Andrea Carrió.

Fígaro trabaja para el Dr. Bartolo, aunque no es exclusivo. Eso lo lleva a aceptar trabajar también para el Conde de Almaviva. Ya sea con Bartolo o con el Conde, Fígaro se burla de sus patrones impunemente dándoles, en definitiva, órdenes él a ellos. Permanentemente escapa a su condición de criado. Claros momentos de eso son los dúos tanto con el Conde (All’idea di quel metallo…) como con Rosina (Dunque io son). Es Fígaro quien les da pautas de cómo actuar. Es quien trama la intriga.

Ser barbero

Aquí cabe aclarar lo que significaba ser barbero en ese momento. Muy lejos del peluquero actual, el barbero era el «hombre de la navaja», casi un paramédico. Los barberos además de cortar el pelo y la barba, hacían sangrías, sacaban muelas y hasta realizaban cirugías menores.

Con este oficio se opone al Dr. Bartolo. Los médicos en aquel entonces eran más teóricos y delegaban la «acción» a los barberos. De ahí la imagen del Dottore de la Commedia dell’Arte: un ególatra cuya soberbia lo lleva a perder conexión con la realidad y ser burlado por quienes lo asisten. Recordemos los pasajes de agilidad del aria del Dr. Bartolo donde el devenir veloz de la música termina desdibujando las palabras y volviéndolas onomatopéyicas. Nuevamente la música construye el humor.

Fígaro, un personaje sin angustia

Otra característica del Fígaro de Rossini, a diferencia del de Beaumarchais, es que carece de angustia. Lo vertiginoso de las coloraturas belcantistas dan preponderancia a lo peripécico por sobre lo introspectivo. Todo lo cantado por Fígaro remite a la acción y a la intriga que sostiene la trama, no tiene claroscuros psicológicos.

Esto se evidencia en los intrincados números de conjunto del final del primer acto y del quinteto del segundo. En ambos casos la entrada de Fígaro funciona como detonante de una vorágine musical. Progresivamente se suman instrumentos y voces construyendo un perfecto caos organizado. La música deshace las palabras para culminar en un final donde todos abandonan el escenario velozmente.

Serenata El Barbero de Sevilla Rossini
Serenata. Ópera “Il barbiere di Siviglia” de G.Rossini. Teatro Complejo Cultural Plaza, San Martin, Provincia de Buenos Aires, Argentina. 2019. Dirección Escénica: Concepción y Paz Perre. Escenografía: Lucia Santarone. Vestuario: Mariela Daga. Iluminación: Ernesto Bechara. Temporada 2019. Foto: María de la Paz Perre.

En estos números Fígaro pasa a funcionar como una figura vicaria del director en escena, entretejiendo acción, música y palabras. El final de la ópera es la prueba más evidente: Fígaro, al igual que en su aria de presentación, se dirige al público. Dice que, ahora que la historia ha terminado, no tiene nada más que hacer ahí.

Y es cierto. La criatura de Rossini se independiza de la ópera y del escenario. Toma vida propia como símbolo de quien no negocia su libertad con nadie. Solo se basta de su ingenio para sobrevivir.


Te invitamos a leer otras artículos de María Concepción Perré en Revista 17 Musas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Siguenos en:

4,499FansMe gusta
1,134SeguidoresSeguir
818SeguidoresSeguir
527suscriptoresSuscribirte

La Infiltrada

El Funambulista Diego Cantero y Alejandro Martínez protagonistas de Lucha de Gigantes

El ciclo Lucha de Gigantes ha contado con Funambulista, con su líder Diego Cantero, como protagonista del segundo de estos encuentros virtuales, musicales y...

Ciclo Lucha de Gigantes empieza con Andrés Suárez y Carlos Vega como protagonistas

Vicky Gastelo modera el ciclo Lucha de Gigantes, un encuentro virtual y didáctico entre cantautores en el Espacio 17 Musas. La música ocupa un lugar...

En el Curso de Creación Literaria Espido Freire cautiva a los alumnos

Espido Freire, coordinadora del área de literatura del Espacio 17 Musas, imparte el curso Creación Literaria (nivel inicial) de 6 horas de duración. La...

Marina V. Beckett presenta el Espacio 17 Musas en Colombia

Desde la Secretaría de Cultura de Cali (en Colombia) se acercan a Espacio 17 Musas. Convencidos de que la nueva normalidad plantea un reto...
- Advertisment -

Aforismos Espidianos

El Funambulista Diego Cantero y Alejandro Martínez protagonistas de Lucha de Gigantes

El ciclo Lucha de Gigantes ha contado con Funambulista, con su líder Diego Cantero, como protagonista del segundo de estos encuentros virtuales, musicales y...
- Advertisment -

Segundas Intenciones

El Funambulista Diego Cantero y Alejandro Martínez protagonistas de Lucha de Gigantes

El ciclo Lucha de Gigantes ha contado con Funambulista, con su líder Diego Cantero, como protagonista del segundo de estos encuentros virtuales, musicales y...
- Advertisment -

Mas populares

El héroe de plata, la legendaria amistad entre Luz Long y Jesse Owens

El héroe de plata. La legendaria amistad entre Luz Long y Jesse Owens, es el sexto artículo de una serie que dedicaré a los...

Leer solo clásicos… Aforismos Espidianos

¿Leer solo clásicos? ¿Comer solo caviar? Espido Freire Te invitamos a leer otros artículos y aforismos de Espido Freire. También puedes buscar sus masterclass y conferencias...

La plaza y la torre. Cap 23. Perdidos en el tiempo

La plaza y la torre. El historiador Niall Ferguson nos ofrece un acercamiento al enfoque de la Historia Moderna y Contemporánea basado en la...

Escribir… Aforismos Espidianos

Escribir, ese intento de meter un relámpago en una caja... Espido Freire Te invitamos a leer otros artículos y aforismos de Espido Freire. También puedes buscar...