domingo, diciembre 4, 2022
InicioEspacio 17 MusasCaballero Templario. Col. 12. El sueño de McSorley

Caballero Templario. Col. 12. El sueño de McSorley

Caballero Templario es una de las veintitrés columnas de un «antidiario» del confinamiento publicadas en el mes de mayo en Diario de León. Junto al relato fantástico La luz que no se apaga nunca forman la serie El sueño de McSorley. Esta serie es también un cuento, un monólogo teatral que interpreté en el Festival Celsius 232 de Literatura Fantástica de Avilés, entre la desescalada y los rebrotes.

La Revista Espacio 17 musas recopila ahora todos los textos de la serie El sueño de McSorley, a mitad de camino entre la literatura y el periodismo, entre la realidad y la ficción, como antesala del Curso de Creación Periodística que vamos a programar próximamente.

Una taberna de Nueva York que no ha cambiado en ciento setenta años. Una bodega del Bierzo con un ataúd junto a la barra. Una luz de emergencia en un garaje subterráneo que no se apaga nunca. Una novela sobre la Gran Hambruna que no termino de leer. El eco de las pandemias que han acechado a la humanidad. Y una serie de ruidos en el desván de mi casa durante los días del último confinamiento. 

Bienvenidos a este universo paralelo.


Caballero Templario

He vuelto a coger la bicicleta. A la caída de la tarde, cuando la luz se vuelve difusa, la he sacado de casa y he rodado con calma hacia el extrarradio de la ciudad.

Mi bici no está hecha para correr. Tiene las ruedas anchas y un manillar enorme, pero muy cómodo, que recuerda a la cornamenta de un toro Longhorn. Y voy tan a gusto.

Circulé sobre el Puente del Centenario y eché de menos la oportunidad de hacer una parada en la cafetería de la Fábrica de Luz. Aún no es el momento de reabrir la hostelería con seguridad. Así que giré en la glorieta, al otro lado del río, y enfilé la larga recta de la avenida de la Libertad. Cuando me di cuenta, hipnotizado por el pedaleo, ya me encontraba a la altura del otro museo que más me gusta de Ponferrada; el que guarda en una lonja las viejas damas de hierro de la MSP, las locomotoras de vapor que tiraban del tren correo y de los convoyes de mineral entre Laciana y el Bierzo. La memoria de nuestro pasado industrial, el relato de tantos esfuerzos, está a salvo en esos dos museos que resumen el siglo del carbón.

Caballero Templario
Caballero Templario. Foto: Carlos Fidalgo

Volví a girar y me planté ante la glorieta del caballero templario, una estatua que luce bien a los pies del Hotel del Temple. Evité el parque, a esas horas más concurrido de paseantes que por lo general respetaban la «distancia social», y avancé en paralelo a las vías. Después dejé atrás el instituto Europa y la residencia de Flores del Sil. Allí me adelantó otro ciclista más rápido que se alejó enseguida.

El sol declinaba. Si escribiera versos más a menudo les diría que una luz cenicienta descendía sobre las fachadas de las casas (vaya, lo he escrito) cuando me detuve en un cruce solitario en la periferia de Ponferrada. Allí se mudaron, en los años del esplendor del carbón (que llenaba de carbonilla la ciudad) y de las obras de Endesa, emigrantes andaluces que todavía celebran su propia Feria de Abril, habitantes de los pueblos del Bierzo, portugueses, gallegos, asturianos, atraídos todos por la oportunidad de prosperar que ofrecía la «Ciudad del Dólar».

Aquel cruce tenía un aire decadente. O quizá fuera la luz crepuscular. O la nostalgia de no ver gente por la calle. En algún momento abrirán las terrazas, pensé, y asomará otra vez la vida. ¿Pero qué sabor tendrá una caña o un café, a dos metros de distancia? Tomé entonces una fotografía de la bicicleta (la repetí después delante de la glorieta del templario, que dice más de lo que nos gustaría ser en el Bierzo). Saludé a una señora que se aburría en la ventana. Y volví a pedalear camino de casa. En la otra punta de la ciudad.


Este relato fue publicado el 13 de mayo de 2020 en el Diario de León como parte de la serie Diario de un confinado, el día 59, Caballero Templario.

El texto es parte del material de trabajo para el Curso de Creación Periodística de Carlos Fidalgo en la Escuela del Espacio 17 Musas

Te invitamos a leer otros relatos y  artículos de Carlos Fidalgo en la Revista 17 Musas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Siguenos en:

4,499FansMe gusta
1,134SeguidoresSeguir
818SeguidoresSeguir
527SuscriptoresSuscribirte

La Infiltrada

En Sant Jordi, los libros inundan la ilicitana Plaça de Baix

El Día de Sant Jordi, autores, libreros y público (la Infiltrada incluida) se encontraron en la Feria del Libro, que por primera vez se...

Nuevo Curso de Creación Literaria Inicial con Espido Freire en Escuela 17 Musas

La Escuela 17 Musas reta a los incipientes creadores literarios con el nuevo Curso de Creación Literaria Inicial que imparte Espido Freire durante el...

Benjamín Prado imparte un Taller de Poesía en el Espacio 17 Musas

El poeta se pone al frente del Taller de Poesía: «Cómo hacer un poema de todos que sólo pueda ser tuyo». Prometió volver. Y...

El Funambulista Diego Cantero y Alejandro Martínez protagonistas de Lucha de Gigantes

El ciclo Lucha de Gigantes ha contado con Funambulista, con su líder Diego Cantero, como protagonista del segundo de estos encuentros virtuales, musicales y...
- Advertisment -spot_img

Aforismos Espidianos

En Sant Jordi, los libros inundan la ilicitana Plaça de Baix

El Día de Sant Jordi, autores, libreros y público (la Infiltrada incluida) se encontraron en la Feria del Libro, que por primera vez se...
- Advertisment -spot_img

Segundas Intenciones

En Sant Jordi, los libros inundan la ilicitana Plaça de Baix

El Día de Sant Jordi, autores, libreros y público (la Infiltrada incluida) se encontraron en la Feria del Libro, que por primera vez se...
- Advertisment -spot_img

Mas populares